Taberna japonesa wabi-sabi

El restaurante japonés wabi-sabi es una taberna/restaurante de estilo impecable que pretende acercar la comida japonesa a los comensales vallisoletanos.

Situado en la calle Comedias, esquina con Plaza Martí y Monsó (un lugar privilegiado en la bien conocida para los locales Plaza de Coca), el establecimiento cuenta con dos amplias plantas, decoradas de manera sencilla pero elegante con predominio de la madera y de elementos ornamentales japoneses.

Detalle del interior del restaurante japonés wabi-sabi

Detalle del interior del restaurante japonés wabi-sabi. La imagen es cortesía del restaurante.

El teléfono para realizar reservas es 983 35 32 33, y el email de contacto info@tabernawabisabi.com.

Nada más llegar, nos dirigimos a la planta de abajo, donde teníamos una mesa esperándonos. Por supuesto, palillos, cuenco para soja y las cartas estaban esperándonos.

Entrantes

Decidimos pedir sushi moriawase de 12 y 20 piezas para compartir (16,5€ y 26,95€ respectivamente), así como una tempura no-moriawase (15 piezas, 12,95€).

Sobre la tempura no hay mucho que comentar (estaba rica), aunque sí merece la pena detenerse en el sushi: lo único que estaba realmente bueno era el nigiri de sepia con crema tartufata -exquisito-. Las 4 piezas de hosomaki desde luego no valen lo que cuestan, y los uromakis, aún estándo bien, no terminan de destacar (para mí, poner mayonesa a un california ura-maki (california roll) es un error mayúsculo).

Plato principal y postre

Además de lo anterior, probamos el okonomiyaki, salmón to avocado no tartar (tartar de salmón salvaje de Alaska con aguacate) y hamburguesa de Kobe.

La hamburguesa de carne de Kobe venía acompañada de patatas fritas al más puro estilo lays original: desde luego no pega para un plato de 9.95€. El tamaño de la hamburguesa, tirando a minúsculo, no compensa la calidad de la carne.

El okonomiyaki, tortilla japonesa de verduras, gambas y chipirones, fue lo que más gustó al finalizar la velada. Abundante, quizá peca en el uso de las salsas de acompañamiento, aunque esto último es una opinión personal. El espectáculo visual de la danza del Katsuobushi fue algo sorprendente.

A su vez, el tartar, también escaso, no terminó de agradar a quién lo comió.

La carta de postre, no muy extensa, permitía disfrutar de un helado de judía roja (recomendado, a pesar de los 5€ que cuesta) o de té verde (también 5€), o de un culant de chocolate bastante rico.

El servicio

El personal, exquisito en el trato, parecía encontrarse un poco perdido, obviando en reiteradas ocasiones la comida de uno de los comensales. Un detalle menor, en cualquier caso.

Conclusión

El hecho de que la oferta gastronómica japonesa en Valladolid no sea abundante no justifica el elevadísimo precio de este restaurante/taberna japonés/a: 9 comensales, para cenar, dejamos unos 240€ (26€/persona, incluyendo bebida y postre).
La carta, más bien escasa (¿dónde está el Katsudon?¿y la anguila?), dificulta que una persona pueda salir satisfecha habiendo desembolsado una cantidad razonable de dinero. Recomendable si no tienes otra oportunidad de probar comida japonesa, pero a años luz de restaurantes como el Janatomo o el Miyama (ambos en Madrid).

Más información:

  • Web del establecimiento [ES]
  • Carta en PDF [ES]

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

PHP Warning: Missing argument 2 for OT_Loader::change_image_button() in D:\HostingSpaces\J-BLOG\es.3japon.net\wwwroot\wp-content\themes\hueman\option-tree\ot-loader.php on line 780 PHP Warning: Missing argument 3 for OT_Loader::change_image_button() in D:\HostingSpaces\J-BLOG\es.3japon.net\wwwroot\wp-content\themes\hueman\option-tree\ot-loader.php on line 780