Comer barato en Japón (I): bento.

Una parte importante del presupuesto en cualquier viaje se va en algo tan básico como comer: y en el caso de Japón, esa parte será una muy grande si uno no está atento.

A diferencia de Europa, donde uno puede acercarse al supermercado y comprar una barra de pan y unos envases de embutido (jamón york, salami, mortadela, chorizo, etc. etc.), fruta y hasta un yogur, y comer bien por apenas 2€, en Japón los supermercados no abundan, la fruta es prohibitiva (una manzana, 1€, tres naranjas, 4€, ahí es nada), el pan no lo conocen -es decir, no lo encuentras de manera habitual en las tiendas, salvo el de molde- y el embutido abunda por su ausencia. Entonces, ¿es imposible comer barato en Japón? La respuesta es no (aunque tampoco es fácil).

La opción más sencilla y universal en Japón para comer bien tiene nombre propio: bento (弁当, べんとう). El bento es una ración de comida sencilla preparada para llevar, que se puede encontrar en cualquier konbini, e incluso en otras tiendas específicas (por ejemplo, en las estaciones de tren hay tiendas sólo de bento). Por supuesto, a nosotros sólo nos interesan los primeros, ya que en las últimas los precios aumentan hasta alejarse de nuestros empobrecidos bolsillos.

Bento-box

Onigiri, pasta y algo de carne rebozada en esta bento-box que compré en Kyoto.

La mayoría de las bento boxes presentan una amplia sección con arroz al estilo japonés, acompañado de carne de cerdo o pollo rebozados, y en ocasiones, pescado (salmón) frito. Como detalle, a veces añaden un poco de gengibre, un trocito de tortilla (un rectángulo de 3x5cm) o un poco de ensalada. Su mayor atractivo no es la comida (monótona, como se puede ver) sino su bajo precio y elevado valor nutritivo: por entre 250 y 500¥ se pueden comer entre 300kcal y 900kcal, de sobra para llenar el estómago y mantener la maquinaria en funcionamiento toda la tarde.

Además, y para alternar, podemos combinar dias de bento con días de pasta precocinada, por precios similares y una calidad más que decente, que nos permitirá huir de la monotonía del arroz (creedme, al décimo día de comer arroz, acabas cansado de ello y sólo quieres volver a casa a tomar un gazpacho, un puré de verduras o una ensalada con cebolla y tomate).

Pasta precocinada, para variar.

Como ya he dicho, todos los konbini del país tienen una de sus zonas refrigeradas llenas de bento, aunque sólo podremos elegir si nos acercamos a la tienda pronto (a partir de las 12 empieza la “hora de comer” japonesa): si llegamos sobre las 14h sólo tendremos los restos. Una vez escogemos el que más nos gusta, nos acercamos al mostrador y esperamos a que nos cobren: en ese instante, salvo que sepas japonés -no es mi caso-, dirán algo incomprensible que suele significar ¿Quieres que te lo caliente en el microondas?, a lo que tú contestarás Hai (Sí) con una leve inclinación de cabeza. Tranquilos, es gratis.

Ahora sólo queda degustarlo: buscad el parque más cercano o el rincón más limpio en la calle en la que estéis para sentaros a comer tranquilamente el bento que acabáis de adquirir. ¡Que aproveche!

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

PHP Warning: Missing argument 2 for OT_Loader::change_image_button() in D:\HostingSpaces\J-BLOG\es.3japon.net\wwwroot\wp-content\themes\hueman\option-tree\ot-loader.php on line 780 PHP Warning: Missing argument 3 for OT_Loader::change_image_button() in D:\HostingSpaces\J-BLOG\es.3japon.net\wwwroot\wp-content\themes\hueman\option-tree\ot-loader.php on line 780